Implantología

¿Qué es un implante dental?

Es la solución natural para volver a sonreír. Un implante dental es una pequeña fijación de titanio que se coloca en el maxilar superior o inferior como sustituto de la parte de la raíz de un diente,  sirviendo de anclaje para la sustitución dental. Los implantes se puede utilizar para sustituir desde uno a varios dientes que se hayan perdido, incluso podemos reemplazar todos los dientes de la boca.

¿Cuáles son las ventajas de los implantes?

Mejora el aspecto físico ya que cuando se pierde un diente completo, la reabsorción de la mandíbula puede causar que el rostro parezca más viejo. Los implantes pueden detener éste proceso.

Conservación de dientes naturales. Se trata de una solución permanente ya que no hay piezas sueltas de las que preocuparse. El implante dental es estable y cómodo y por lo general  no se requieren ajustes después de la instalación ya que seguirán funcionando durante toda la vida.

¿Existe posibilidad de rechazo?

Cuando se habla de rechazo o que un implante ha rechazado, a lo que nos referimos es a que el implante no se ha osteointegrado. La no osteointegración de un implante es muy improbable ya que  están fabricados con titanio,  material biocompatible, inerte y estable que favorece la osteointegración.